¿Sabes esos días en los que te paras a pensar y echas la vista atrás?

¿Sabes esos días en los que te paras a pensar y echas la vista atrás?

Con lo ajetreada que esta la vida hoy y el poco tiempo que tenemos para nosotros con este dichosito móvil, cada día reflexionamos menos.

 

Yo hoy tengo la suerte de tener uno de esos días. Ahora, todo hay que decirlo, se me han acabado los datos y el wifi de casa no funciona. Y estoy aquí pensando:

¿Te acuerdas? Ayer tenías wifi.

Pero fuera de bromas, no tengo internet y estoy reflexivo. Y es que ¿hay que ver lo efímero que es el tiempo verdad?

Muchos de los que me conocéis sabéis que mi pasión por los pins viene de lejos. Coleccionista desde que era un crio pase incontables fines de semana vendiendo pins en la Plaza Mayor de Madrid.

El tiempo pasa volando y ya pasaron 7 años desde aquel día en el que decidí dar el salto de la plaza a la empresa y empezar a fabricar productos promocionales personalizados.

Como apasionado coleccionista lo tenía claro, quería que mis clientes pudieran apreciar los pins como yo. Es por eso que desde el principio siempre le he dedicado gran parte de mi tiempo a encontrar los mejores materiales para fabricar nuestros productos promocionales personalizados en Produpin.

Para mi, los productos promocionales son algo que muestras al público porque te sientes realmente satisfecho, ya sea por el diseño, por el mensaje o porque es tu marca.

¿Qué menos que fabricar con los mejores materiales algo de lo que te sientes tan orgulloso?

Oye pues ¡no fue nada fácil competir en este mercado con esta filosofía!

Seguro que sabes lo complicado que es seguir para adelante con tus ideas cuando los demás te recomiendan hacerlo de otra manera.

Céntrate más en volumen y reduce tus costes ahí es donde está el dinero Federico – me decían en mis comienzos.

Llámame incrédulo si quieres, pero había algo dentro de mí que me impedía seguir esas recomendaciones.

Y es que ¿sabes qué?, durante los años que llevo trabajando en Produpin he descubierto que la misma pasión que tenía por los pins que coleccionaba, la tengo también por los productos promocionales personalizados que fabrico para mis clientes. Me he dado cuenta que hay un placer, una responsabilidad mayor, cuando creas algo único desde cero.

Aun así, si no hubiera sido por clientes como tú, seguramente me hubiera pasado al lado oscuro. Pero fue gracias al apoyo y agradecimiento de muchos por la calidad de nuestros productos que sabía que íbamos por buen camino.

Seguro que sabes lo reconfortante que es cuando, mientras muchos a tu alrededor te siembran de dudas, sientes el apoyo de alguien, aunque sólo sea una persona, que te dice:

Genial, me encanta lo que haces, ¡sigue así!

Y así, en 7 años, con el objetivo de máxima calidad siempre en mente, hemos fabricado ya más de 2 millones de productos promocionales personalizados.

Pero ¿sabes qué?

Tengo un secretillo, algo que no he podido dejar de hacer desde que cree Produpin. Algo que ha hecho que este sueño que empecé 7 años atrás se convierta en el mejor trabajo de mi vida.

Siempre guardo al menos una copia de los productos que Produpin fabrica para todos nuestros clientes. Tengo la mejor colección que nunca pude imaginar. Y la luzco con orgullo siempre que puedo:

Sobre todo me recuerdan que en la vida merece la pena luchar por los sueños que tenemos.

Por eso, y por hacer que Produpin sea hoy lo que es, queríamos darte las gracias.

No te olvides de que para cualquier pregunta o duda que tengas sobre nuestros productos, fabricación o precios estamos siempre disponibles.

En Produpin nuestro tiempo es tuyo.

¡Mil gracias!

Anda mira parece que el Wifi ya vuelve a funcionar…

Federico Garcia Del Real Caballero

Deja un comentario