Cómo hacer de mi idea unos pins personalizados

Convertir vuestras ideas en pins  es un reto que nos proponemos cada día. El proceso es a veces fácil, puesto que tenéis muy claro lo que queréis y cómo lo queréis, en esos casos servimos con rapidez y eficacia.

Cuando no lo tenéis muy claro, el proceso es algo más lento, pero es ahí cuando entra nuestra labor de asesores, en escuchar vuestras ideas y preferencias, y en orientaros hasta un resultado final satisfactorio.

¿Cómo es ese proceso?

Os vamos a poner un ejemplo ficticio pero que podría ser totalmente real.

  1. Recibimos vuestro mail solicitando presupuesto y con unas primeras impresiones de vuestras ideas:
  • Hola me llamo ‘ Amante de los pins promocionales’, me gustaría hacer unos pins para mis amigos, algo especial, pero no tengo nada claro, ni el diseño ni el acabado…nos gusta mucho la música… ¿Me podéis mandar presupuesto?¿Podría ver una prueba de cómo quedaría el pin? Es la primera vez que hago esto y no me fío.
  1. Os contestamos al mail u os llamamos por teléfono.
  • Hola ‘amante de los pins personalizados’, nos alegra que contactes con nosotros ya que tenemos mucha experiencia en peticiones como las que nos solicitas. Si es la primera vez que vas a hacer pins publicitarioss no te preocupes nosotros te ayudamos.
  • ¿Qué tipo de música os gusta?¿La música clásica? Pues podemos hacer un pin elegante, con un baño plateado, pero a la vez moderno y atrevido, con las formas de unas notas musicales. Si quieres nos puedes mandar alguna idea o un boceto lo primero que te venga a la cabeza.
  1. Nos mandas tu idea:

  • No sé si con esto os valdrá, he buscado una idea de internet, quería unir estas dos notas musicales formando un corazón, una forma que siempre nos ha gustado mucho. ¿Creéis que se podría hacer?
  1. Te mandamos el diseño del pin:
  • Con lo que nos ha pasado nos vale, lo vamos a enviar a nuestro departamento de diseño, seguro que ellos pueden hacer algo para dar una primera idea.
  • Aquí tenemos una primera propuesta ¿Qué te parece?
  1. Compruebas el diseño:

  • Pues…está bien pero tengo mis dudas, creo que quedaría mejor recortado… con huecos por el centro
  1. Volvemos a hacer un diseño:

  • Hemos recortado el pin como nos solicitabas ¿Qué te parece ahora?
  1. Tu idea se convierte en realidad, un pin personalizado a tu medida.
  • Vaya, este diseño sí que es justo lo que estaba buscando, muchísimas gracias
  • Muchas gracias a ti por la confianza que has depositado en nosotros, en 3 semanas tendrás los pins en tu casa, y tus amigos quedarán impresionados.

¿Quieres saber si esta historia está basada en hechos reales?

Pídenos presupuesto y compruébalo por ti mismo en: info@produpin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *